CONSEJOS PARA MANTENER EL DORMITORIO ORDENADO

Mantener un dormitorio ordenado a veces no es tarea fácil. Hoy vamos a dar unos consejos básicos para que nuestra habitación este ordenada. Con estos consejos buscaremos simplificar lo máximo posible la distribución de nuestra ropa y gestionar el espacio de manera eficiente para que nuestra rutina del orden sea lo más intuitiva y mecánica posible.

Planificación

En primer lugar, debemos ser conscientes de las posibilidades que ofrece el espacio disponible en nuestro dormitorio, la cantidad de espacio de nuestros cajones, el número de baldas así como lo profundas y anchas que son. Si tenemos espacio debajo de la cama o, en su caso, si ya disponemos de un canapé Bedline Concept esto no será ningún problema, pues tendremos un gran espacio de almacenamiento bajo nuestro colchón.

Una vez sepamos la cantidad de espacio de la que disponemos para organizar toda  nuestra ropa y complementos, os recomendamos organizarla de la siguiente manera:

Cajones

Reservaremos los cajones para la ropa interior, calcetines, ropa de baño, pijamas, cinturones y complementos como fulares, bufandas, pajaritas, guantes, gorros, gafas, etc.

Dependiendo del número de cajones que tengamos, podremos dedicarle uno a cada accesorio o por lo menos a los que más ocupen. De lo contrario habrá que dividirlos.

Recordar que existen separadores y organizadores para cajones de todo tipo y todos los tamaños, que nos ayudarán a poder tener todo mucho más organizado.

Baldas

Dependiendo de el número de baldas que tengamos dentro del armarios iremos separando primero entre pantalones y camisetas, según aumente el numero de baldas o el ancho de estas la división será más especializada.

En caso de disponer de gran cantidad de espacio, podremos incluso separar  pantalones largos y cortos/faldas, camisetas de manga corta y de manga larga, polos, jerseys y sudaderas.

Incluso si somos personas muy minuciosas para el orden, podemos separar por tipo de diseño, estampado, por texturas, por colores o entre ropa más formal o informal.

Se puede optimizar y mejorar el espacio cambiando la ropa entre temporadas, si disponemos de baldas profundas una opción es poner delante la ropa de esa temporada y detrás la de la temporada que no vamos a usar, por ejemplo, en invierno los pantalones largos delante y los cortos detrás. Si no disponemos de baldas profundas, podremos guardar la ropa de otras temporadas en cajas o en bolsas de vacío y guardarlas dentro del canapé de vuestra Bedline Concept pudiendo acceder a la ropa de manera cómoda y rápida.

Perchas

Para las perchas reservaremos todo aquello que se abroche con botones, cremalleras o sean prendas abiertas. Aparte, también organizaremos en perchas la ropa que tenga facilidad para arrugarse, como: camisas, blusas, vestidos, chaquetas, americanas, abrigos, cazadoras, bodys, tops y monos.

También existe gran variedad de perchas con diferentes configuraciones para colgar zapatos, accesorios, pantalones, cinturones o corbatas entre otros. Utilizando estas perchas ayudaremos a mantener el espacio mucho más ordenado.

Puerta

La parte trasera de la puerta es un elemento con el que hay que tener cuidado, su mala gestión puede crear el efecto contrario al que deseamos.

Hay que tener en cuenta que el espacio es limitado, el recurso más utilizado en estos casos es el perchero para puertas. Este perchero es perfecto para gente con poco hábito para guardar los abrigos o chaquetas pero hay que tener cuidado con no almacenar ropa o complementos en él. Si este perchero está desordenado o con apariencia caótica trasladaremos esa sensación a todo nuestro dormitorio.

Perchero valet o galán de noche

No es un elemento muy generalizado pero en ciertas circunstancias es bastante útil. Esta opción se centra principalmente en la gente que suele con traje en su día a día y debe mantener la ropa en perfecto estado durante la noche. Es la opción perfecta para que tu traje se vea siempre en perfectas condiciones.

Cables, cargadores y otros objetos

Por último los cables, los cargadores, la cámara de fotos, el portátil, los auriculares, el e-book, etc. Al final del día tendemos a tener una maraña de cables sobre la mesilla, la cama o la cómoda, que acaban estorbando y dando un aspecto de desorden. La manera más sencilla para solucionarlo es conseguir una caja o varias caja, algunas, ya vienen con separaciones en su interior. De esta forma podremos guardar los cargadores o objetos pequeños en cajas o cofres pequeños y en cajas más grandes otros elementos de mayor tamaño.  De esta forma conseguiremos tener nuestro dormitorio ordenado en todo momento.

Conseguir mantener el dormitorio u otras estancias del hogar solo depende de ti y de utilizar el espacio con sentido. Aprovecha todos los recursos que tengas, emplea cajas o cofres para guardar objetos pequeños y adquiere un canapé Bedline Concept para multiplicar el espacio de almacenamiento de tu dormitorio.

Etiquetado , , ,